Aislamientos térmicos en Madrid

Lunes a Viernes de 9h00 a 20h00

Servicios

Aislamientos térmicos por insuflado con sus ventajas

El aislamiento térmico por insuflado consiste en una técnica que utiliza una «máquina de insuflado» para insuflar en las cámaras de aire un material aislante térmico propio para este tipo de solución constructiva.

 El componente térmico se introduce por el medio del insuflado (soplado)  en forma de granulados. Como dice la palabra «insuflar» o «soplar», la máquina sopla dentro de la cavidad de la pared el aislante térmico. Esta técnica solo la puede aplicar un experto en aislamiento térmico por insuflado como AislaMadrid ya que se preciso un equipo formado y experimentada para ello.

Una vez estos granulados insuflados en la cámara de aire, estas mismas crearán una capa lo suficientemente uniforme para aislar térmicamente la vivienda. Este método de aislamiento térmico es seguramente, a día de hoy, la más interesante y cada vez más demandada para las reformas de viviendas tanto por su rapidez como por su precio de aplicación. Efectivamente, si hacemos comparativas con otros tipos de aislamientos térmicos, nos daremos cuenta que todas las ventajas que nos puede aportar tanto a nuestro hogar como al bolsillo.

¿Cuáles son las ventajas del aislamiento térmico por insuflado?

  • Puede cubrir áreas de difícil acceso (Techos, suelos, áticos, zonas estrechas, etc…)
  • Instalación rápida siempre y cuando lo hagan expertos en esta técnica
  • No hay necesidad de recortar, ni manipular elementos pesados o voluminosos
  • No agrega peso a las estructuras existentes (techos, pisos, suelos, etc…)
  • No reduce la superficie útil de la estancia
  • Eliminación de puentes térmicos que provocan pérdidas de calor (Ahorro energético)
  • Es ideal para proyectos de renovación de la vivienda ya que no requiere necesariamente la eliminación del aislamiento antiguo (Cada caso habría que estudiarlo si procede o no su eliminación)
  • Económicamente atractivo en comparación con otros tipos de aislamientos térmicos. En resumen, esta técnica tiene una muy buena relación calidad-precio.
  • En el grupo de considerado como “Aislamiento sin obra” ya que no necesita una artillería de herramientas importante para su proceso, además de no ser molestoso para los vecinos ya que es una aplicación rápida (según superficie de media entre 1 a 3 días)

Los tipos de aislantes térmicos para el insuflado

Hay diferentes tipos de aislantes térmicos que se elegirá en base a las necesidades de cada persona, además de preferencias que son:

  • Celulosa: Este aislamiento está hecho de papel reciclado, cuyas fibras se desprenden antes de desprenderse. Posee buenas propiedades térmicas e innegables cualidades medioambientales.
  • Lana de vidrio: Fundición de vidrio reciclado y arena de sílice. Este aislamiento es resistente a la corrosión.
  • Lana de roca: Este material mineral aislante se obtiene a partir de la fusión de rocas volcánicas. Es un buen repelente para los roedores. Esta lana mineral tiene una excelente relación calidad-precio. Además de ser resistente a la corrosión, también tiene unos buenos parámetros en el aislamiento acústico y es muy resistente al fuego (ignífugo)
  • Poliestireno Expandido (EPS): Este material aislante térmico que muchos de vosotros lo conocéis como “puliespan” tiene una alta capacidad de cobertura. Es uno de los materiales aislantes más baratos. Es también una buena solución térmica.

Aislamientos térmicos de cubiertas

Es muy habitual que en las viviendas haya un gran puente térmico en la cubierta si la edificación ya tienes sus años ya que entonces no era una preocupación aislar esa zona de la vivienda.

De hecho, siempre pensamos que el frío o el calor entra principalmente por las paredes exteriores y no es siempre así ya que una cubierta sin aislamiento térmico será seguramente por donde entrará más frío y en el verano caluroso de Madrid mucho calor. De ahí, la importancia de tomar medidas para aislar esa parte de la vivienda si queremos ganar solo en beneficios y mejor calidad de vida.

¿En qué consiste nuestro método de aislamiento térmico del techo?

El aislamiento térmico puede ser tanto interior como exterior aunque la mejor solución para aislar térmicamente las cubiertas desde luego es por el techo creando una cavidad (cámara de aire) con un trasdosado de cartón-yeso (Pladur) donde insuflaremos un aislante térmico como la lana de roca o la celulosa.

El mismo proceso se podrá aplicar para el aislamiento térmico de suelos donde crearemos un cámara de aire con tarima de madera sobre rastreles para poder insuflar aislante térmico.

Aislamientos térmicos de techos de garaje

A la hora de aislar un techo de garaje, no todas las soluciones son válidas para garantizar seguridad contra incendios, además de dar una verdadera solución aislante térmica.

AislaMadrid, como experto en aislamientos térmicos de garajes en Madrid, proporciona una solución eficaz a través de la proyección de 3 elementos importantes en esta solución constructiva que son: Agua, cemento y lana de roca todos ellos mezclados. Esta composición será proyectada en húmedo con un dispositivo exclusivo para ello, un proceso que solo un técnico experimentado lo podrá hacer.

Tenemos 2 variantes en este tipo de proceso utilizadas que son por un lado para las reformas generales de una vivienda y por otro lado para proteger estructuras que la consideraremos como protección pasiva. Entre ellas se pueden distinguir en la densidad y el tipo de certificaciones.

Ventajas de usar lana de roca mezclada con agua y cemento en el techo del garaje

En el caso del proceso de aislamiento térmico del techo de garaje, usaremos el método de sistema de protección pasiva con el que solo ganaremos en ventajas.

Efectivamente, además de dar una muy buena solución aislante térmica al garaje, conseguiremos dar a sus estructuras una resistencia al fuego (ignífugo). Esta resistencia será lo suficiente para que puedan intervenir los bomberos a tiempo para desalojar y extinguir el incendio.

Además de estos 2 grandes beneficios podemos sumar los siguientes grandes beneficios:

  • Aislante térmico ligero y flexible. Gracias a ello, evitamos sobrecargas en las estructuras.
  • No podrece y resiste a hongos.
  • Vida útil larga.
  • No es necesario usar malla a la hora de su aplicación.

Aislamientos térmicos con revestimientos termoaislantes

Si has decidido aplicar un revesitimiento específico para aislar tu vivienda, AislaMadrid es un especialista en este tipo de solución de aislamiento térmico. También considerado «aislamiento sin obra» ya que no conlleva a un gran infraestructura para su aplicación en las paredes.

Para aplicar este tipo de aislante térmico, tenemos que tener en cuenta diferentes criterios para saber si es o no una buena opción para cubrir nuestras necesidades.

¿Qué es el aislamiento con revestimiento termoaislante?

El revestimiento termoaislante es un producto químico con una textura similar al yeso o al cemento. Esto dependerá de la marca. Van siempre de la mano del agua para dar la textura necesario para su buena aplicaciones en las paredes.

Como lo dice la palabra «termo-aislante«, este revestimiento tiene cualidades térmicas que rompe el puente térmico en los puntos de aplicación.

Tipos de aislamientos con revestimiento termoaislante

Los revestimientos termoaislantes son, como comentado anteriormente, unas capas de un productos muy similar a la textura del yeso (pero no lo es) que tiene grandes propiedades aislantes térmicos.

La calidad del revestimiento térmico será lo que definirá el coeficiente de conductividad térmico (Lambda, Λ λ) ya que variará según la marca.

También sumamos a estos revestimientos termoaislantes, la pintura térmica que es una solución de aislamiento térmico más económica que la anterior y todas las demás. Sin embargo, la conductividad térmica es mucho mayor a todas ellas.

Ambos productos aislantes térmicos, son muy buenas soluciones para los lugares de la estructura que no se puede usar otras soluciones como no poder insuflar las vigas y las columnas ya que no tienen como es de pensar una cámara de aire.

Ventajas del aislamiento con revestimiento termoaislante

  1. No quitamos espacio a la estancia. La superficie no se verá afectada en ningún momento.
  2. Aplicación más rápida y sencilla que los aislantes térmicos.
  3. Obra considerada sin ruido.
  4. Productos ecológicos. En la actualidad, los fabricantes se ven obligados a preocuparse por el medio-ambiente por la preocupación social y por eso, la gran mayoría de las marcas suelen obtener la máxima certificación eficiencia energética A+.
  5. Precio más económico. En comparativa con otros procesos de aislantes térmicos es seguramente más barata aunque no siempre será así ya que un factor importante en el precio será siempre el precio de los materiales utilizados.

Aislamientos térmicos de cajones de persianas

Algo que muchas veces omitimos o no tenemos en cuenta en el aislamiento térmico de una vivienda es olvidarnos de las cajas de persianas. Un punto de la vivienda donde ocurre un puente térmico importante en muchas ocasiones, de ahí, la importancia de pensar en aislarlas con una solución específica.

¿Qué es el aislamiento térmico de los cajas de persianas?

Para responder de forma sencilla, esta solución se basa en aislar las cajas de las persianas con diferentes productos del mercado como reflexivos especiales y EPS flexible (Poliestireno expandido).

Para aislar los cajones de persianas, hay diferentes formas de aislarlas. Habitualmente se utilizará reflexivos especiales y EPS flexible (Poliestireno expandido).

Esto tipo de solución requiere unos conocimientos técnicos avanzados que ofrece AislaMadrid para garantizar un aislamiento térmico de calidad y sin puente térmico (entrada de frío y calor)

Tipos de aislantes para cajones de persianas

Los componentes para el buen aislamiento térmicos de los cajones de persianas son espuma de poliuretano por la parte superior del tambor. Usaremos una lámina que bloqueará la entrada de aire.

Ventajas del aislamiento térmico de las cajas de persianas

  • Normalmente, una solución económica donde se gana mucho desde el primer minuto de su instalación.
  • Rompemos el puente térmico en la zona de ventana (Se acabó la entrada de frío y calor en esa zona). Mejoraremos el rendimiento del uso de la calefacción.
  • Un solución con vida útil larga.
  • También ganamos en aislamiento acústico. La entrada del ruido en la vivienda se verá reducida gracias a la estanqueidad de esa fórmula especial para el aislamiento de las cajas de persianas.

Aislamientos térmicos con trasdosados (Cartón-yeso/Pladur)

Cuando hablamos de aislamiento térmico con trasdosado solemos identificarlo con la marca de yeso laminado PYL «Pladur», seguramente la marca de cartón-yeso más vendida en España.

¿Qué es el aislamiento térmico con Pladur o cartón-yeso?

Muchas personas piensan que el cartón-yeso sirve solo para hacer tabiquería (divisiones en la vivienda) pero tiene más usos con los cuales son solo ventajas. Efectivamente, este material de construcción es ideal para hacer subestructuras en una vivienda, es decir, crear una cavidad o mejor dicho una cámara de aire donde podremos aplicar el aislamiento por insuflado.

Con este proceso, eliminaremos todos los puentes térmicos del hogar o negocio y garantizaremos un lugar aislado.

La fijación de estas láminas de cartón-yeso son sobre una estructura de aluminio autoportante aunque habrá alguna excepción donde la fijación será de otra forma.

En resumen, podremos aislar las zonas de los pilares y las columnas, además de si la vivienda no tiene cámara de aire gracias al cartón-yeso podremos crear una para poder insuflar todas las paredes que dan al exterior. Usaremos lana de roca, celulosa, corcho o fibra de vidrio según las necesidades del cliente.

Ventajas del aislamientos térmico con Pladur (cartón-yeso)

  • Solución perfecta para viviendas sin cámara de aire para aplicar el insuflado térmico.
  • Mejoraremos el aislamiento térmico en la vivienda
  • Mejoraremos el aislamiento acústico según el tipo de aisante usado. Ideal en estos casos, la lana de roca ya que tiene mayor efectividad a estos efectos.
  • Además de paredes, podemos hacer con el cartón-yeso un falso techo con el valor añadido de aislar la zona superior de las estancias. Por ejemplo, es ideal para pisos que dan a la última planta cuyo aislamiento del tejado es nulo o mínimo.